viernes, abril 27, 2007

Confieso


Confieso que siento

confieso que respiro

confieso que estoy viva,

que miro buscando más allá del horizonte.

confieso que sueño

confieso mi humanidad

confieso mi entrega,

confieso, que no ahorro,

las palabras que quiero decir,

no ahorro ternura,menos el amor

confieso que quisiera ser luna

para acariciar tus noches

confieso tener sentidos....... ojos para mirarte

olfato,para oler tu voz,

perfumadas de caricias

mi tacto para recorrerte y hacer no sólo amaneceres,

mi gusto para saberte en un bocado de sal y miel...

....mis oídos,para escuchar como habla tu cuerpo..

....confieso que tengo razones

y también sin razones

confieso que mi sonrisa busca ser reposo de tu cansancio

confieso que te quiero..

¿Cuál es mi condena ante esta, mi más intima confesión?....

8 comentarios:

mi despertar dijo...

Confesar, confesarse me encanta el verbo pero no es facil hacerlo

tormenta del mar dijo...

Espero qué te condenen a la felicidad perpetua!
Gracias por compartir tus miguitas de trenura y mi felicidad! Ha vuelto el amor! Qué lindo!

Besos de hada!!!!

Amor dijo...

la condena puede ser maravillosa o terrible, pero en ambos casos se sale ganando: amar es siempre de algún modo llenarse uno también de
amor
beso

Matta dijo...

No hay condena para la ternura....besos...

Panchy dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Supermamá dijo...

Tu condena ya la tienes amando...y ¿Que condena hay, que sea más bella???
Hermosa confesión...
Buen finde
bss

Águila libre dijo...

Hola: pase a ver la música, se escucha perfecto. Biennnnnn.

Hermoso poema de amor, de confesión pero de las lindas, las tiernas, las del amor.

Muchos cariños,

María Paz

ReinaDeSalem dijo...

Amar..., nunca debiera confesarse tal cosa...

Recibir tales palabras, que alguien pronuncie hacia ti tales palabras es una de las cosas más bonitas que puedes escuchar.

Por eso..., no quiero llamarlo confesión, porque esas palabras no debieran ser guardadas jamás.

Me gustó leerte.

Mil besos.