lunes, noviembre 16, 2009

Suelo venir tocando la vida
no es necesario una explicación
un concepto, tampoco una disculpa
protagonizando esta desnudez que no calla
que no tiene pretextos
para seguir caminando
y volar
pincelando esta necesidad imprescindible
de abrazar tu alma
Soy lo que soy
coreando con todas las vocales y las letras
todas mis noches en tu cuerpo
sonriendo en cada uno de tus limites
en el abismo de tus labios
en el mas allá de tus manos
venir y quedarme
en el lugar exacto
donde pierdo mi equilibrio
y vuelo
siendo lo que soy.
irrepetiblemnte
mujer.
de noches
de madrugadas
queriéndote robar
siempre
el alma.
Mariella

10 comentarios:

Adolfo Payés dijo...

Bello poema como siempre..

Pincelas bien la poesía..


Un abrazo
Con mis
Y
Saludos fraternos

Que tengas una feliz semana..

Gala dijo...

Me alegro de volver a leer tus preciosos poemas.

Muchos besos

Rodolfo Nasta dijo...

MARIELLA: bienaventurados sean esos intentos de robar el alma, que en los brazos de tus vuelos no te va a ser tan difícil lograrlo.
Un gran beso para tí
Rod

Isabel Estercita Lew dijo...

Hermoso muchacha, seguí tocando la vida, nunca te expliques, desnuda, como corresponde en el cuerpo de él y sin límites, como tus letras

Besos

Estercita

Roy Jiménez Oreamuno dijo...

Que belleza de poema, siendo irrepetiblemente mujer, creo que has definido lo que Dios en su mente tuvo para crear a todas aquellas mujeres que acompañan y hacen que nuestras vidas sean simplemente bellas.

Volemos y surquemos los cielos y que nuestras almas queden así posadas como ese bello pájaro posado en el dedo de aquel que le dio la confianza.
Saludos

STEVE dijo...

Mujer, ladrona de almas nocturna, sensual, honesta, amante. No es necesaria una explicación para amar, ni una disculpa, ni un pretexto, solo la cabeza alta, la cara de la vida por delante, sin etiquetas ni equipajes. Amor puro, amor claro, simplemente amor.

Volviste con aún mas fuerza, con aún mas belleza en tus letras, en tus suspiros.

José Ignacio dijo...

Si dispones de esa capacidad que te permite no traspasar el lugar donde pierdes tu equilibrio eres muy afortunada.
Besos

Carlos dijo...

Hablando de mujeres voladoras...

"No se me importa un pito que las mujeres tengan los senos como magnolias o como pasas de higo;
un cutis de durazno o de papel de lija.
Le doy una importancia igual a cero, al hecho de que amanezcan con un aliento afrodisíaco
o con un aliento insecticida.
Soy perfectamente capaz de sorportarles una nariz que sacaría el primer premio en una exposición de zanahorias; ¡pero eso sí! -y en esto soy irreductible- no les perdono, bajo ningún pretexto, que no sepan volar". Oliverio Girondo.

Besote.

fgiucich dijo...

Pretextos ninguno. Sigue con tus versos que inundan el alma de bellos poemas. Abrazos.

...flor deshilvanada dijo...

...y seguís volando Marie, aunque planees por momentos siempre estás a tiempo de remontar las alturas.

Un beso inmenso, me alegra tanto que estés bien!