domingo, agosto 28, 2011

¿Hay algo más bello que los latidos del corazón cuando se encabritan por amor?



Entre sábanas
al son de tus latidos.

Atravesando los límites de lo común
Me dejo embriagar por lo desconocido
Pinto mil colores en el alma
Revolviendo las ganas de vivir,

que navegando están los latidos.
colmados de libertad

orilla donde mece la eterna esperanza
De amar y sentir

Titilando sobre la piel

alcanzando hasta los resquicios más profundos,

aún aquellos no imaginados...

Y que imagino siempre contigo.

Mariella

3 comentarios:

Steki dijo...

Qué bellos latidos encabritados de amor! Precioso poema, amiga querida. Siempre tan sensual.
Un besote grande. TQM.

COSASQUENUNCATEDIJE dijo...

El abandono total de los sentido: lanzarse de boca a la vida sin miedo a rompernos el culo.
Qué dulce eres escribiendo amiga mía...un beso

Oréadas dijo...

Latidos, que dan compás a uno de los sentimientos más bellos.
Un beso