viernes, septiembre 23, 2011


Guardo en un bolsillo el color de la piel de una naranja.
Te guardo una tarde de sol por si la quieres.
Ese es un tesoro que nadie podrá arrebatarte
Te guardo una mirada risueña que nada pretende.
Te guardo en un bolsillo el calor de mil latidos por si vienes.
Mariella


6 comentarios:

MentesSueltas dijo...

Dejo para tu bolsillo mi mejor abrazo y la alegria de visitarte nuevamente y leerte... bellisimo.

Te abrazo
MentesSueltas

Roy Jiménez Oreamuno dijo...

Que bello es guardar y al mismo tiempo compartir, por aquello de que alguien llegue.

Saludos

fgiucich dijo...

Qué bueno es regresar y encontrarme como tu poesía. Abrazos.

Oréadas dijo...

Guardar sensaciones para saciarse cada vez que hagan falta.
:-) Un saludo

Steki dijo...

Obviamente que si le guardas tantas cosas lindas, irá por ellas. No te quepa duda, amiga querida. Te quiero mucho! Besotes.

Anónimo dijo...

El Tiempo ha calmado mi corazón sabes.... en conjunto con cada uno de los sentidos que has desplegado en tus letras.... Sanar no es un paso breve no es así?... Pero de a poco... esos mismos pasos son firmes... y la Fe emprende su vuelo con un destello diferente en mi mirada...

Te Abrazo muy fuerte Amiga... !!! Un Abrazo enorme que reencuentre tus Letras y las Mías....

Abrazoles...
Mi Ser....