domingo, noviembre 13, 2011


Mi piel, el recuerdo, el latido, se ha llenado de unos cuantos "no quiero".

Y aún así parte de mi grita "te quiero" al viento para ser escuchado y atendido….

Hoy precisamente me he olvidado de como nadar.

La corriente de un día gris me envuelve en su torrente mientras me dejo llevar sin oponer resistencia alguna,

es increible cuántas fibras pueden mover las palabras….

Siempre los silencios contenidos gritan sentimientos.

Mariella

5 comentarios:

Safo. dijo...

Un mecerse el alma,entre notas dulces
Un regocijo tibio de gotas, cantando al son de la llovizna.
Paseos lentos,
Respirares profundos.
Invocaciones irracionales y reales.
Magia,sol y sobre todo
Infinita ternura.
Gracias por cuanto compartes.
Besos,desde el otro lado del mar.

fgiucich dijo...

Cuànta tristeza, cuànta hermosura en este poema que agita las aguas del alma. Abrazos.

BeatrizCáceres dijo...

Preciosas letras...preciosos sentimientos...aunque embargados de tristeza.

Un saludo cielo, es un placer leerte.

Un beso.

Oréadas dijo...

Mucha tristeza anegan tus palabras, tristes pero no dejan de ser bellas.
Un besito

Carlos dijo...

Ojalá que los si quiero puedan más que los no quiero.

Una brazada, otra brazada, inhalar, expirar, inhalar, expirar, ves, no es tan difícil. :)

Un beso.